Siete Psicotrampas del pensamiento

Entrada basada en el libro de Giorgio Nardone “Psicotrampas”.
En el libro explica de manera muy gráfica las trampas que nos hace nuestro cerebro y cómo encontrar psicosoluciones para vivir mejor.

Psicotrampa 1: El engaño de las expectativas

Tenemos la tendencia a atribuir a los demás nuestras percepciones y convicciones y esperamos que hagan lo que nosotras haríamos.

Aquí como podemos ver entrarían en juego las expectativas que nos creamos y el sesgo cognitivo del Falso Consenso.

Cada uno de nosotros construimos nuestra realidad a partir de nuestra percepción. En una entrada anterior hablamos de que para crear nuestra realidad solo tomamos un 5% de información de lo que nos rodea, y con eso interpretamos lo que está pasando. Es decir, puede haber mucha variedad interindividual, pero luego no somos conscientes de ello.

Así, cuando nos encontramos frente al comportamiento diferente de los demás, entramos en crisis. Esta situación llega al limite cuando nos encontramos ante situaciones de gran carga emocional y  esperamos que los demás hagan lo que nosotros pensamos que es mejor. Como consecuencia se producen grandes desilusiones o reacciones de rabia

Esta psicotrampa se basa en nuestra escasa capacidad para adoptar puntos de vista diferentes a la hora de evaluar la realidad. Nos aferramos a nuestras creencias porque nos dan seguridad, cuando en realidad son interpretaciones que hemos realizado de manera inconsciente. Se basan en percepciones y sensaciones que guiadas por experiencias previas nos producen una emoción momentánea.

JK ROWLING: Estamos ligados a nuestros temores mediante vínculos invisibles. Somos a la vez el títere y el titiritero, víctimas de nuestras expectativas.

Psicosolución

Para poder evitar esta psicotrampa es necesario cambiar nuestra actitud  mental e intentar observar la realidad a través de la mirada de los demás. Es algo que podemos entrenar, y cada vez que veamos que una opinión diferente a la nuestra nos está perturbando, tenemos que intentar verlo desde el otro punto de vista.

Como decía Heinz von Foerster: «Compórtate siempre de manera que aumentes tus posibilidades de elección».

Psicotrampa 2: La ilusión del conocimiento exacto

La ilusión de apoderarnos de todo a través del conocimiento, la ilusión de alcanzar el conocimiento definitivo de la realidad.

Muchas veces por nuestro tipo de vida o trabajo nos vamos obligados a saberlo todo, de sentirnos seguros ante aspectos que en realidad no podemos controlar, como por ejemplo la muerte. Pero no nos damos cuenta que no podemos saberlo todo y que aún en el hipotético caso de alcanzar un conocimiento extremo sobre algo, eso no nos da el control (podemos saberlo todo sobre cierta enfermedad pero si enfermamos no tenemos el control, o podemos saberlo todo sobre la meteorología pero no podemos controlar el tiempo).

La ciencia nos demuestra todos los días que correlación no significa causalidad, y que muchas cosas que creíamos saber luego no son ciertas.

También existe la influencia del que observa, del que lo cuenta y la interpretación del que lo escucha.

A menudo consideramos que la única vía para resolver los problemas es la de buscar explicaciones científicas con argumentos objetivos y racionales. Pero las experiencias más duras que vivimos en la vida no suelen verse aplacadas por mucha explicación científica que nos den. Aquel que le deja su pareja, la muerte de un ser querido, un despido no esperado…

En el libro, Nardone pone el ejemplo mas claro sobre esta psicotrampa, el trastorno hipocondriaco. La necesidad obsesiva de querer saberlo todo sobre una enfermedad alimenta el terror de contraerla.

En otro ejemplo del libro, el autor narra como cuando la crisis financiera del 2008 manifestaba sus efectos más devastadores, la reina Isabel II preguntó en una de sus visitas al London Business School como nadie lo había previsto. A los 8 meses, la British academy respondió a la reina de la mano de una treintena de profesores de las universidades más prestigiosas asegurando que “a menudo, los banqueros, economistas y financieros perdieron de vista el marco global, que se trataba de una generación que se engañó a si misma” . Un mes más tarde llegó otra carta a manos de la reina firmada por ilustres docentes quienes acusaban a los banqueros y economistas de presentar carencias culturales. Señalaban como causa el haber preferido las técnicas en matemáticas y estadística en detrimento de otras como psicología, filosofía e historia.

Psicosolución

Mantener un SANO ESCEPTICISMO ante cualquier verdad indiscutible.

Nietzsche escribió que cuando se trata de ganar seguridad, el ser humano no se anda con sutilezas ante lo desconocido, suele tomar una cosa que sabe que es falsa y la convierte en verdadera si es útil para ese fin. Es el mecanismo del autoengaño tranquilizador, acercar la realidad a nuestros deseos.

En este caso nos viene a la cabeza el sesgo de disponibilidad, en el que inconscientemente buscaremos hechos y teorías que concuerden con nuestra opinión.

Psicotrampa 3: Mito del razonamiento Perfecto

Se trata de buscar la forma de afrontar todos los problemas y dificultades de la vida siguiendo los criterios de la lógica racional. Sería la HIPERSOLUCION del racionalismo.
Confiar en nuestra capacidad de analizar cualquier fenómeno humano iluminados por el intelecto y encontrar explicación y control por la lógica aplastante.

Hegel sostenía que “si la teoría no concuerda con los hechos, peor para los hechos”. El tener fe ciega en la capacidad de racionalizar puede provocar efectos devastadores.

Como dice Nardone en su libro “no debemos olvidar que en los razonamientos lógicos y en los cálculos matemáticos todo cuadra porque hemos construido esos modelos de análisis precisamente para que todo cuadre.

Pero ¿qué pasa cuando nos enfrentamos a la pérdida de un ser querido, o a la paralización por un miedo irracional?

Como dijo Nietzsche “todo lo absoluto pertenece a la patología”. Esta frase la podemos extrapolar a la lógica llevada al extremo.

Psicosolución

Está bien dejarnos guiar por la lógica y la razón cuando los problemas a los que nos enfrentamos son prácticos, por ejemplo, voy a organizar un viaje, tengo que hacer un presupuesto, voy a hacer un proyecto en mi empresa.  Pero cuando entran en juego las emociones como la decepción, frustración, melancolía,… la lógica aplastantes puede que no nos ayude a gestionarlo.

Psicotrampa 4: Lo siento, luego existe

Aunque en las dos anteriores psicotrampas hablábamos de dejarnos llevar por la razón y el conocimiento definitivo, nos vamos al otro extremo, a lo emocional, a nuestras “intuiciones”.

Hay veces que nos fiamos de ese sexto sentido sin saber por qué. Esto puede llevarnos a sufrir “la profecía autocumplida”. Atribuir a alguien o algo unas propiedades sin pruebas tangibles, basándonos solo en sensaciones. Y además como nos gusta tener razón, vamos a fijarnos en los que confirma nuestra sensación y excluir aquellos que lo desmienten.
Eso hace que idolatremos a al persona de la que estamos enamorada.

Psicosolución

No se trata de no dejarnos guiar por nuestras sensaciones, sino que hay que intentar que esa intuición se corrobore con algún hecho concreto, que se verifiquen recíprocamente. El equilibrio estaría en pararnos a analizar lo que sentimos, comprender por qué estamos sintiendo eso y actuar de una manera racional. Es decir, pasar la información de la amigdala a nuestra corteza prefrontal.

Psicotrampa 5: Piensa en positivo

No faltan psicólogos, sociólogos y filósofos que aporten estudios demostrando que el pensamiento positivo influye en el bienestar y felicidad.

Pero el mecanismo de profecía autocumplida no funciona muy bien cuando lo forzamos. Si nos ha dejado nuestra pareja y mi amiga me dice que no piense más en él o en ella, posiblemente consiga el efecto contrario, vaya lo que explicamos en la entrada sobre no pensar en un oso blanco ….

En cambio, cuando los mecanismos son incoscientes el resultado puede ser diferente.
Como comenta el autor del libro, el efecto placebo y efecto expectativa serían dos buenos ejemplos, ya que el poder terapéuticos de estos dos efectos se basan en atribuciones inconscientes de las personas. Los autoengaños son más efectivos cuando son inconscientes. Si se hacen explicitos pierden su poder.

Psicosolución

El pensamiento positivo es más útil cuando ya se han obtenido resultados positivos, porque en esos casos aumenta la confianza en nuestras capacidades. Es decir, tenemos que poner el foco y el esfuerzo en planes o acciones con una base de eficacia comprobada y dejarnos de expectativas ficticias e ilusiones sin fundamento.

Psicotrampa 6: Coherencia a toda costa

Como dijo Benjamin Franklin: Todos sabemos por experiencia que los seres humanos no aprenden de la experiencia.

Con esta frase el autor del libro quiere evidenciar que si la coherencia se lleva al extremo y se aplica de manera disfuncional puede llegar a ser incluso peligrosa. 

Si somos obstinadamente coherentes con nuestras convicciones a pesar de que estas nos estén causando perjuicios, debemos recapacitar.

Muchas empresas acaban hundiéndose por permanecer fieles a la esencia que en su día las condujo al éxito.

Como dice Nardone, cuando la coherencia pasa de ser un instrumento útil para defender nuestras ideas y nuestros principios y pasa a transformarse en un procedimiento dogmático, nos vuelve rígidos e incapaces de adaptarnos.

Psicosolución

Debemos aprender a aceptar las incoherencias ajenas y las propias para caer en la rigidez tanto con los demás como con nosotros mismos. La ambivalencia muchas veces es inevitable porque vivimos rodeados de incertidumbre. Así que aceptemos que a veces podemos ser incoherentes.

Psicotrampa 7: Sobrevalorar e Infravalorar

Está claro que no siempre utilizamos la misma vara de medir. Si se trata de algún familiar o alguien a quien queremos, inconscientemente lo vamos a beneficiar. Los sociólogos llaman a esto “el gen egoísta”. Y tiene su fundamento adaptativo ya que el ayudarnos entre familiares y amigos nos ha permitido sobrevivir.

Pero no solo pasa con nuestros familiares y amigos, sino con nosotros mismos. El sesgo de atribución hace que pensemos que cuando algo nos sale mal la culpa es de algo externo pero cuando el problema es de otro, la causa la atribuimos a su forma de ser. Tendemos a sobrevalorar lo que nos gusta e infravalorar lo que no apreciamos.

Relacionado con esto estaría la disonancia cognitiva, ya que cuando tomamos una decisión, buscamos la coherencia con lo que hemos decidido y llegamos a autoengañarnos para no perder esa coherencia.

Psicosolución

La solución es sencilla. Debemos comparar nuestra opinión sobre nosotros mismos y nuestros seres queridos con los demás, observar desde diferentes perspectivas.

“Para poner a prueba la realidad, hemos de verla en la cuerda floja” Oscar Wilde

Últimas entradas

Memoria Episodica

En esta entrada explicamos como se divide la memoria a largo plazo. La memoria episódica forma parte, junto a...

Las 4 fases esenciales del aprendizaje

Uno de los psicólogos más influyentes de la psicología humanista de la Historia, Abraham Maslow, definió el proceso de aprendizaje en 4 etapas:

Mentalidad fija vs Mentalidad de crecimiento

La psicologa Carol Dweck, una de las investigadoras más importantes del mundo en el campo de la psicología social y desarrollo, diferenció...

¿Por qué recordamos las caras antes que los nombres?

Te acuerdas de ese chicho que iba a tu clase, ese que tenía una hermana que trabaja en la tienda al lado...

Sabías esto...