6 paradigmas de Interacción humana

La interacción humana es el nombre dado al conjunto de relaciones que se da en los individuos de una sociedad. Se basa principalmente en los vínculos existentes entre los miembros gracias a la comunicación. Es básica para el desarrollo intelectual e individual de los seres humanos, gracias a ella se constituyen las sociedades tanto pequeñas como grandes.

Stephen Covey en su libro «Los 7 hábitos de la gente altamente eficiente», nos habla de seis paradigmas de interacción humana.

1-Ganar-Ganar

Beneficio mutuo en interacciones humanas. Significa que los acuerdos o soluciones son mutuamente beneficiosos, mutuamente satisfactorios.

Todas las partes se sienten bien por la decisión que se toma. Un escenario cooperativo, no competitivo. 

Se basa en la creencia de que existe una tercera alternativa. No se trata de tu éxito o el mío, sino de un éxito mejor, de un camino superior.

2-Ganar-Perder

«Si yo gano, tú pierdes»

Es el enfoque autoritario: Si yo consigo lo que quiero, tú no consigues lo que quieres.

Las personas de este tipo son proclives a utilizar el poder, los títulos o la personalidad para lograr lo que persiguen.

Es una mentalidad inculcada muchas veces por la familia desde pequeños. Se compara a un niño con otro. Se usa para “ganarse” el amor de alguien.

En la familia: “Mis padres no me quieren tanto como a mi hermana. Yo no debo de ser tan valioso.”

En el mundo académico: El valor de un individuo se obtiene por comparación con los otros. Su hijo esta en el 10% superior y podrá acceder a una buena carrera.

En deportes: Para que unos ganen otros tienen que perder, imponerse en la arena deportiva.

En la ley: En la ley también se ve, ir a juicio donde uno gana y otro pierde.

Según Covey hay lugar para el pensamiento del tipo ganar-perder en situaciones verdaderamente competitivas y de baja confianza. Pero la mayor parte de la vida no es una competencia. No tenemos por qué vivir compitiendo.

Sería ridículo preguntar: ¿quién está ganando en su matrimonio?, tienen que ganar los dos. Además, recordemos que somos seres sociales.

3-Perder-Ganar

Algunas personas están programadas a la inversa: Perder-Ganar.

“yo pierdo, tú ganas”, “adelante, imponme lo que quieras, pisoteame de nuevo, todos lo hacen”, “Soy un conciliador, hare lo que sea para conservar la paz.”

Perder-Ganar es peor que Ganar-Perder, porque no tiene ninguna norma, ninguna expectativa. Por lo general son personas deseosas de agradar o apaciguar.

Tienen poco valor para expresar sus sentimientos y convicciones. En la negociación es ceder o renunciar.

En el liderazgo representa la indulgencia, pierdo y tu ganas, significa ser un chico formidable, aunque puede que llegues ultimo.

Puedes acumular mucho resentimiento y tener desilusión reprimida.

Según Stephen, tanto Ganar-Perder como Perder-Ganar son posiciones débiles, basadas en las inseguridades personales.

4-Perder-Perder

Cuando se reúnen dos personas del tipo Ganar-Perder (personas obstinadas, egoístas) el resultado será perder-perder. Ambos pierden. Los dos se vuelven vengativos y quieren lo que se les quita y hacérselas pagar al otro. Venganza, un arma de doble filo.

Por ejemplo: un divorciado que el juez le impuso la venta de los bienes gananciales y la entrega a su exesposa de la mitad de lo recaudado. Vendió un coche de más de 10.000 dólares por 550 y le entregó 225 a su exmujer.

5-Ganar

No necesariamente tienen que querer que otro pierda. Eso es irrelevante, lo que importa es conseguir lo que quieren. Cuando no hay competencia, es el enfoque más común. Te aseguras tus propios fines, y permites que otros logren los suyos.

6-Ganar-Ganar o No hay trato

Me interesa un cuerdo ganar-ganar, pero si no nos entendemos pongamos de acuerdo en que no habrá trato.

No hay trato significa que si no podemos encontrar una solución que nos beneficie a ambos, conjuntamente decidimos que no hay trato. No se ha creado ninguna expectativa, ni se ha establecido ningún contrato.  Es mucho mejor comprender desde el principio que no va a funcionar.

¿Cuál es la mejor-opción?

Ganar-Ganar es la única alternativa viable.

Ganar-Perder: aunque parezca que gano es una confrontación conmigo mismo.
Si por ejemplo soy un proveedor de tu empresa y gano en una negociación agresiva, tal vez consiga lo que quiero, ¿pero volverás a recurrir a mí?

Perder-Ganar: quizás consiga lo que quiero pero me puede afectar, puede que me vaya haciendo una herida y explote.

Perder-Perder: no es viable en ningún contexto.

Ganar: si no tengo en cuenta otro punto de vista no conseguiré una relación productiva. Si no ganamos los dos a largo plazo perderemos.

Últimas entradas

Memoria Episodica

En esta entrada explicamos como se divide la memoria a largo plazo. La memoria episódica forma parte, junto a...

Las 4 fases esenciales del aprendizaje

Uno de los psicólogos más influyentes de la psicología humanista de la Historia, Abraham Maslow, definió el proceso de aprendizaje en 4 etapas:

Mentalidad fija vs Mentalidad de crecimiento

La psicologa Carol Dweck, una de las investigadoras más importantes del mundo en el campo de la psicología social y desarrollo, diferenció...

¿Por qué recordamos las caras antes que los nombres?

Te acuerdas de ese chicho que iba a tu clase, ese que tenía una hermana que trabaja en la tienda al lado...

Sabías esto...