Objetivos y Sistemas (Los sistemas funcionan)

¿En enero o en septiembre te marcas unos objetivos y los sueles abandonar?
Según las encuestas, el 80% de las personas abandona sus objetivos de año nuevo.

Todos tenemos cosas que queremos lograr en nuestras vidas (ponernos en forma, crear un negocio, tener familia, escribir un libro, ganar un campeonato, …) y para conseguir que se cumplan empezamos estableciendo unos objetivos/metas.

Para progresar en estos ámbitos, que son importantes para ti, hay una forma mejor y más eficiente de trabajar. Crear sistemas.

Objetivos VS Sistemas

James Clear (autor del libro hábitos atómicos), nos habla de ideas para dar valor al proceso, destacar el camino y no la meta.

Los objetivos marcan la dirección y los sistemas los pasos que tenemos que dar a diario para llegar a esos objetivos.

• Si eres un escritor, tu objetivo es escribir un libro. Tu sistema es el horario de la escritura que sigues cada semana, el número de palabras que escribes al día, la gestión de distracciones …

• Si eres un corredor, tu objetivo es correr una maratón. Tu sistema es elegir bien los ejercicios de entrenamiento, lo que vas a comer, el descanso programado, …

• Si eres es un empresario, tu objetivo es construir un negocio millonario. Tu sistema es su proceso de ventas y marketing.

Los ganadores como los perdedores tienen metas. Por tanto, las metas no son las que diferencian los resultados. – James Clear

Trabaja en los sistemas

“Digamos que estás practicando un deporte. En todos los deportes, el objetivo es tener la mejor puntuación en el marcador al final del juego, pero sería ridículo pasar todo el juego mirando el marcador porque no te ayudaría de ninguna manera. Entonces si simplemente ignorara el puntaje todo el tiempo y solo me concentrara en un mejor proceso o en jugar de una mejor manera, o en un mejor esquema o estrategia, entonces probablemente terminaría con el mejor puntaje».

Porqué enfocarte en sistemas en vez de en metas

1. Las metas reducen tu felicidad actual

Cuando estás trabajando hacia una meta, esencialmente estás diciendo: “No estoy lo suficientemente bien, pero lo estaré cuando logre mi meta”.

Puedes sentir una presión que haga que te bloquee o te desconcentre en tu avance. Por ejemplo tener que escribir 1 libro al año, adelgazar 5kg y no ver resultados, …

2. ¿Y después qué?

Cuando todo tu trabajo está enfocado en una meta, ¿qué queda después de que la alcanzaste?

Has adelgazado esos 5kg que tenías como objetivo, pero… ¿cómo lo has logrado?
¿has creado hábitos saludables y los has incorporado en tu día a día? ¿o quizás has hecho unos esfuerzos muy grandes, estas asquead@ y pronto volverás a comer mal y a engordar?

3 . Las metas sugieren que puedes controlar cosas que no puedes

Hay cosas que no dependen de ti. No puedes predecir el futuro, pero cada vez que nos fijamos una meta intentamos hacerlo. Tratamos de planear dónde estaremos y cuándo llegaremos a ello. 

Estos sistemas no dependen de un resultado, si se implementan serán difíciles de olvidar y podrán terminar en grandes hábitos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *