WYSIATI. Lo que ves es todo lo que hay

WYSIATI es un sesgo cognitivo descrito por Daniel Kahneman en su libro pensar rápido pensar despacio. Su significado viene del  acrónimo de “What you see is all there is” (lo que ves es todo lo que hay).

En este libro Daniel describe la existencia de dos sistemas de pensamiento:

  • El sistema 1 es el sistema automático, opera de manera rápida, sin esfuerzo ni control voluntario. Genera impresiones y sensaciones que cuando son aprobadas por el sistema 2 se convierten en creencias, actitudes e intenciones.
  • El sistema 2 es el que activamos de manera consciente cuando realizamos actividades mentales que requieren esfuerzo.

En nuestro día a día el sistema 1 realiza el primer filtro, de manera inconsciente.
Este sistema construye la mejor historia con ideas que tiene activas en eses momento sin tener en cuenta la información que no tiene activa (aunque exista).

Cuando la información que tenemos es escasa, el sistema 1 es una máquina sacando conclusiones. Si a esto se le añade un sistema 2 perezoso (por ejemplo cuando estamos cansados u ocupados), este sistema aprobará muchas creencias intuitivas.

Muchas veces la historia que componemos está lo suficientemente cerca de la realidad para que realizamos una acción razonable y adecuada. Pero debido al su automaticidad y el ahorro de energía muchas veces nos lleva a cometer sesgos cognitivos.

Además nuestro sistema de asociación de ideas suprime la ambigüedad, es decir, lo que él cree, es así, “lo que ves, es lo que hay”. Y por consiguiente, estaríamos cometiendo un sesgo de disponibilidad.

La forma de presentar la información

La forma en la que se le presenta la información al sistema 1 puede provocar emociones diferentes. Por ejemplo:

“La supervivencia de esta enfermedad a los 5 años es del 90 %” será mejor aceptado que “la mortalidad a los 5 años es del 10 %”. O si compramos un alimento 90% libre de grasa lo consideraremos más saludable que uno que tiene un 10% de grasa.

Los dos sistemas se comunican constantemente y según la tarea a realizar, uno de ellos dominará la situación. Mientras que el sistema 1 determina nuestra forma de pensar con lo que tiene a mano en ese momento (WYSIATI), el sistema 2 desarrollará conclusiones a partir de las intuiciones del primero.

Normalmente es sencillo dar un paseo y pensar al mismo tiempo, pero si lo llevamos al extremo las dos actividades pueden competir por la energía. Kahneman nos reta a realizar este experimento:

Cálculo mental complejo

Mientras paseas con un amigo, pídele que calcule 23 × 78 mentalmente, y que lo haga inmediatamente. Lo mas seguro es que tu amigo ralentice su paso o se pare. Se puede pasear y pensar a la vez pero un trabajo que requiere tanta carga mental competirá con el trabajo físico.  

Si el sistema 2 está dispuesto a trabajar hará un estudio más riguroso de todos los datos antes de tomar decisiones, y lo hace de manera consciente. Pero si el sistema 2 está ocupado,  el sistema 1 de pensamiento tiene mayor influencia en el comportamiento.

Según Kahneman “La gente que está cognitivamente ocupada es más probable que haga elecciones egoístas, use un lenguaje sexista y emita juicios superficiales en situaciones sociales”.

El sistema 2 se ocupa del autocontrol, requiriendo atención y esfuerzo. Situaciones que nos lleven a tener un control continuo nos pueden ocasionar un “agotamiento del ego”.

Pélicula y resistencia

El psicólogo Roy Baumeister realizó experimentos donde se les pedía a los participantes que reprimiesen sus emociones al ver una película con gran carga emocional. Posteriormente se les realizó un test de resistencia física. En los resultados se observó que la resistencia física en la segunda prueba eran peores de lo esperado.

Comer pasteles

En otro experimento, se les pidió a los participantes resistirse a comer pasteles y tartas mientas comían rábanos y apio. Más tarde, abandonaban antes de lo que es normal si se les enfrentaba a una difícil tarea cognitiva.  

Conclusión

Quizá ahora no te juzgues por no haber tomado una buena decisión cuando estas a dieta, o no haber podido pensar con claridad cuando estabas muy cansado físicamente. Dale tregua a tus dos sistemas. 

Últimas entradas

Nos sentimos mal por sentirnos mal

“En la época de mi abuelo, si se sentía mal consigo mismo pensaba: “Caray, hoy me siento como excremento de vaca …...

Los 4 tipos de carácter según Aristóteles

Aristóteles nos proporciona una categorización lógica de cuatro tipos de carácter: -El virtuoso -El moderado

Sesgo del superviviente

En la segunda guerra Mundial, la Marina Real Britanica era fuertemente golpeada por el ejército nazi, y buscaban mejorar sus aviones analizando...

Aceptación

Aceptación, qué bonita palabra y qué difícil resulta a veces llevarla a cabo.Suele ser frecuente confundir la aceptación con resignación, pero nada...

Sabías esto...