Surfear las olas

No puedes detener las olas pero puedes aprender a surfearlas.

«Así como no podemos calmar las olas del mar, tampoco podemos eliminar las olas de nuestra mente.

Intentarlo creará más lucha y tensión interna. Gracias a la meditación nos resguardamos de los vientos que agitan la mente.

La meditación no es una manipulación interna que va a apagar mágicamente esas olas, pero puede ser un refugio de gran parte del viento que agita la mente. Con el tiempo puede extinguirse una buena parte de la turbulencia al dejar de alimentarla.

A la larga, los vientos de la vida y de la mente soplarán, hagamos lo que hagamos. La meditación tiene que ver con saber algo acerca de esto y acerca de cómo trabajar con ello.

No puedes detener las olas pero puedes aprender a surfearlas.»

Jon Kabat-Zinn

Últimas entradas

Error Humano

Cuantas veces nos pasa el querer realizar un acción y terminar haciendo otra sin darnos cuenta. Llegar a la cocina y no...

Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también...

Crematomanía o deseo obsesivo por acumular dinero y riquezas

La crematomanía es el deseo impulsivo de acumular riquezas, que puede llegar a priorizar el dinero sobre todo lo demás.

SER FELIZ NO IMPLICA ESTAR SIEMPRE CONTENTO: 5 claves...

Laurie Santos es directora del Laboratorio de Cognición Comparativa de Yale. Su curso de “psicología y buena vida”, inicialmente pensado para 250...

Sabías esto...