Falacia del costo hundido

La falacia del costo hundido es uno de los sesgos que se dan de manera más frecuente en el día a día de las personas.

El sesgo del costo hundido trata de que una vez hemos invertido tiempo, recursos y/o dinero, continuaremos invirtiendo más. Y sucede porque nos resistimos a perder la inversión que ya hemos hecho, aunque veamos que eso no va a ninguna parte.

En el fondo se trata del miedo a realizar un cambio por no querer asumir una pérdida (dinero, tiempo, esfuerzo.

Se sabe, además, que el aprecio que se tiene por aquello en lo que se invirtió es directamente proporcional a la cantidad de esfuerzo personal que requirió,  en términos de apego emocional o expectativas de resultado.

Ejemplos

  • Seguir con una pareja por la que ya no sientes nada por todo lo que has vivido en el pasado
  • Estás en tercer curso de una carrera que no te gusta pero no la dejas porque llevas ya tres años en ella.
  • Invertir más dinero en un negocio que no funciona porque has invertido en él todos tus ahorros
  • Echar más monedas a la tragaperras porque has echado ya mucho y piensas que te tiene que tocar ya el premio
  • Comernos un postre que no nos apetece porque ya lo hemos pagado.

Recomendaciones para evitar caer en la falacia del costo hundido

  • Busca la parte positiva de lo que has conseguido hasta ahora y quédate con eso. Así el poder finalizar con dicho proceso no resulta tan doloroso.
  • Escucha la opinión de gente de confianza que pueda pensar de manera más racional
  • Acepta el error, asume pérdidas y pasa página. El futuro está lleno de experiencias y momentos maravillosos por descubrir.
  • Crea tus propios límites (tanto económicos como emocionales)  sobre los cuales no deberías pasar.

Últimas entradas

El poder de los segundos

La vida nos puede cambiar en un segundo, tanto para bien como para mal. Vivimos intentando mantener el control de lo que...

La dicotomía del control en el día a día

La dicotomía de control es una herramienta estoica que consiste en el conocimiento de que algunas cosas están bajo nuestro control y...

Hay algo que no cuadra

En el mundo occidental tenemos la calidad de vida más alta que los seres humanos hayan conocido jamás.

Narciso y las consecuencias del autoengaño

Narciso Liríope era una linda ninfa de agua y dio a luz a un bebe muy hermoso, al que...

Sabías esto...