¿Y por qué no seis estaciones?

Las estaciones son cada uno de los periodos de tiempo en que se divide el año, con una duración mayor que los meses, caracterizados por el comportamiento típico de alguna variable meteorológica (temperatura, precipitación, vientos, etc). Se presentan de manera cíclica e invertida entre un hemisferio y otro.

La sucesión de las estaciones es causada por características astronómicas del planeta. Existe una idea equivocada y muy extendida según la cual las estaciones se deberían a la forma elíptica de la órbita y que, en su movimiento de traslación, aleja y acerca el planeta al Sol. La verdadera causa de las estaciones se encuentra en la combinación del movimiento de traslación con la inclinación del eje de giro prácticamente constante a lo largo de un año. De esta manera, cualquier planeta (o incluso satélites) con inclinación axial distinta de cero tiene estaciones.

En la Tierra, distintas culturas en distintas épocas y ubicaciones geográficas, han realizado sus propias divisiones del año en estaciones, considerando distintas características astronómicas, meteorológicas y fenológicas con diversas fechas límites entre ellas.

¿Por qué son 4 y están así distribuidas?

En la tradición ilustrada europea se utilizan dos pares de eventos astronómicos para definir cuatro estaciones en el año. Estos eventos son los dos solsticios y los dos equinoccios. En la Tierra, cada una de estas cuatro estaciones dura, en promedio, 91 días. Los solsticios tienen lugar en los meses de junio y diciembre; y los equinoccios, en marzo y septiembre. La fecha de cada uno es variable pero suele ubicarse entre día 20 y el 23 de dichos meses.

El esquema siguiente muestra como las cuatro estaciones quedan definidas por los solsticios y equinoccios, la duración de cada una por ejemplo para el año 2019 y como se presentan de manera invertida entre un hemisferios y otro.

Esto esta esta muy bien, pero que os parecería si las distribuyésemos en 6 estaciones como explicó Kurt Vonnegut en 1978, cuando dio el discurso inaugural en una universidad de Nueva York.

Kurt Vonnegut

Kurt Vonnegut fue un escritor estadounidense, cuyas obras, generalmente adscritas al género de la ciencia ficción, participan también de la sátira y la comedia negra.

Kurt decidió explicar las estaciones de esta forma:

“Podríais daros cuenta de que hay seis estaciones y no cuatro. La poesía de las cuatro estaciones está completamente equivocada en esta parte del planeta y eso puede explicar por qué estamos deprimidos durante la mayor parte del tiempo. Quiero decir, la primavera no parece primavera siempre y noviembre claramente no es el otoño. Y así con todo. 

Os diré la verdad sobre las estaciones: primavera es mayo y junio. ¿Qué podría ser más primaveral que mayo y junio? El verano es julio y agosto. Es cuando hace calor, ¿verdad?

El otoño, son septiembre y octubre. ¿Véis las calabazas? Oled esas hojas quemadas. Lo que viene después no es el invierno. Es el cierre. Noviembre y diciembre son el cierre. Después viene el invierno. Enero y febrero, entonces sí que hace frío. 

¿Y qué viene después? No la primavera. La apertura es lo que viene después. ¿Qué podrían ser el cruel marzo y el sólo ligeramente menos cruel Abril? Marzo y abril no son primavera. Son la apertura

¿Qué os parece? A mí no me disgusta. Podrían ser más ocasiones de celebraciones, y me parece que puede tener su lógica. ¿Y qué haríamos con los cambios de hora?

Bueno que empiezo a divagar…

Artículo anteriorFalacia del costo hundido
Artículo siguienteEl Dilema del Tranvía

Últimas entradas

El poder de los segundos

La vida nos puede cambiar en un segundo, tanto para bien como para mal. Vivimos intentando mantener el control de lo que...

La dicotomía del control en el día a día

La dicotomía de control es una herramienta estoica que consiste en el conocimiento de que algunas cosas están bajo nuestro control y...

Hay algo que no cuadra

En el mundo occidental tenemos la calidad de vida más alta que los seres humanos hayan conocido jamás.

Narciso y las consecuencias del autoengaño

Narciso Liríope era una linda ninfa de agua y dio a luz a un bebe muy hermoso, al que...

Sabías esto...