Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también su ley: La ley de Weber.

La ley de Weber

Ernst Heinrich Weber, médico alemán de finales del siglo XIX, convirtió este fenómeno en una ecuación o algoritmo.

Lo que esta ley explica es que cuando se comparan dos estímulos pequeños, basta una diferencia mínima para distinguirlos perfectamente pero si son grandes, deben ser muy distintos entre uno y otro para evidenciar la diferencia.

Por ejemplo, podemos percatarnos de la diferencia de peso entre dos manzanas de 100 y 150 gramos, pero no notaremos la diferencia entre dos melones de 2000 y 2050 gramos. Pues con el tiempo ocurre algo similar. Aunque un año dura siempre lo mismo, la relación que tiene con el tiempo que llevamos vivido es cada vez más pequeña.

Técnica de visualización del tiempo

Tim Urban publicó un articulo llamado “your life in weeks”  en el que visualizaba el tiempo de su vida.

Dibujo 9 filas con 10 cuadrados , esto serían los años que vivirías si llegas hasta los 90

Pero si en vez de representarlo en años puedes hacerlo en meses:

Esto es más curioso, ya que normalmente tenemos la costumbre de celebrar cada año que pasa, pero no cada mes que pasa, así que el paso de un mes a otro suele pasar más desapercibido.

Pero si representamos las semanas de nuestra vida la cosa ya es más seria:

La sensación es de que hay muchos cuadraditos pero no son incontables

Una vez visualizado podemos pintar cada etapa de vida en un color y la sensación visual es que nuestra vida laboral es más de la mitad de la vida y que una vez llegados a la jubilación todavía queda bastante vida por delante (hay que tener en cuanta que el optimista de Tim ha decidido que va a vivir hasta los 90 años).

Tim hizo esta reflexión, “si cada semana fuera un diamante mi vida no sería mas que un puñado de diamante”. La cuestión es ¿Estamos sacando el máximo partido a nuestras semanas?

Tim considera que hay dos modos de disfrutar los diamantes:

  • Disfrutarlo en el momento presente
  • Construir algo para que tus futuros diamantes o los de otros sean más gratos.

Hay que llegar a un equilibrio en el que saber disfrutar de algunos diamantes en el momento pero sin cargarnos los diamantes futuros. Tampoco sería correcto estar continuamente construyendo cosas para el futuro sin saber disfrutar el momento.

Pero hay semanas que se pasan en tierra de nadie, ni gastamos ni construimos.

Tim nos anima a orientar nuestra vida realizando esta reflexión en el calendario semanal de manera regular.

 Estas son alguna de sus indicaciones:

  • Segmenta el tiempo pasado en capítulos, teniendo en cuenta los hitos más importantes que has vivido
  • Marca las metas futuras para ver cuanto tiempo tienes para cumplirlas
  • Escribe alguna cosa en la caja de cada semana a medida que pasa
  • Tim también nos anima a hacer uno para nuestros hijos, para que vean en retrospectiva qué fue lo que ocurrió en sus primeros años
  • O también puedes dejarlo sin tocar.

Este calendario es un recordatorio de que la vida pasa y hay que aprovecharla. Todo el mundo parte con sus casillas, hay personas que las aprovechan más y otras menos. Por otra parte Tim nos recuerda:  no importa lo que suceda cada semana, la siguiente semana obtienes una nueva caja para trabajar en ella. Cada cuadro en blanco es una oportunidad para aplastar la semana, algo bueno para recordar.

Últimas entradas

Resiliente VS Resistente

Resiliencia es una de las palabras de moda. Se está usando mucho a propósito de la pandemia que hemos vivido. En España, incluso se...

Resistencia a lo que es y compulsiva tendencia a...

Hay un raro mecanismo en la mente, que es fuente de incertidumbre, desdicha innecesaria, sufrimiento. Es una misteriosa resistencia a lo que...

Error Humano

Cuantas veces nos pasa el querer realizar un acción y terminar haciendo otra sin darnos cuenta. Llegar a la cocina y no...

Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también...

Sabías esto...