Sesgo de Correspondencia

Es un sesgo se atribución en el que tendemos a pensar que lo que hacen las personas es debido a su forma de ser y en cambio las cosas que nos pasan a nosotros mismos son por la situación.
Sobrevaloramos los motivos internos de la gente e infravaloramos los externos como el rol o las circunstancias.

La gente tiende a explicar comportamientos basándose más en qué «tipo» de persona los ejecuta que en los factores sociales y ambientales que rodean e influyen a dicha persona.

Ejemplo

Si he quedado con un amigo y llega tarde pensaré que es un dejado, un desastre controlando la hora. Si soy yo el que llego tarde lo justificaré diciendo que había mucho tráfico.

La gente suele mentir sobre las pequeñas cosas y posteriormente hace justificaciones sobre ello. Las razones que nos obligan a hacerlo suelen ser diversas: evitamos hacernos demasiado daño, procuramos que una situación no sea tan complicada, o le quitamos importancia.

De la misma forma, algunas personas son críticas con otras alegando que no son completamente honestas, argumentando que no hay excusa para este comportamiento.

¿Detectas este sesgo en tu vida?

Suele estar bastante mitigado en las personas que han sido entrenadas para analizar y evaluar su propio comportamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *