¿Satisfacción o felicidad?

Seré feliz cuando encuentre trabajo, cuando encuentre pareja, cuando me divorcie, cuando haga el viaje de mi vida, cuando acabe el covid…

Con mucha frecuencia confundimos la satisfacción o el placer temporal con la felicidad, y no es lo mismo.

Desde esIkigai no nos atrevemos a decir lo que es la felicidad, no lo sabemos.

Puede que leas a filósofos (Epicteto, Séneca, Epicuro, Platón, Sócrates, filósofos budistas,…) o a psicólogos de renombre y te resuenen cosas que dicen sobre la felicidad. Puede que leas a Schopenhauer y te convenza de que la felicidad son quimeras, una ilusión y que hay que centrarse en vivir lo menos infeliz posible, vivir de manera soportable. O puede que leas la definición de la Real Academia Española de la lengua, <felicidad es un “estado de grata satisfacción espiritual y física”.>

Lo que si nos atrevemos es a publicar algunas de las cosas que nos parecen importantes y que resuenan con nosotros.

Un error que cometemos es asociar el logro de ciertas aspiraciones con la felicidad:
-Seré feliz cuando encuentre trabajo.
-Seré feliz cuando encuentre una pareja.
-Seré feliz cuando haga el viaje de mi vida.
-Seré feliz cuando me divorcie.
-Seré feliz cuando sea padre/madre.

Cuando por fin conseguimos una de esas metas, resulta que la felicidad no llega, nos sentimos bien por haber conseguido eso que queríamos, pero esa sensación positiva desaparece y volvemos otra vez a empezar. Seré feliz cuando…

Vivimos como un ratón en una rueda, corriendo pero sin llegar a ninguna parte.
¿Y si estamos equivocados, y la felicidad no esta en conseguir ciertas aspiraciones?

¿Cómo percibes tu situación actual?
¿Estas satisfecho con lo que tienes en este momento?

En esta sociedad en la que vivimos predomina la ambición, el inconformismo, asociar el éxito a tener cosas, …

Cosas que puedes hacer para sentirte mejor

  1. No identificarte con el ego. Reflexiona y cuestiónate tus pensamientos.
  2. La dicotomía del control. Céntrate en hacer lo que depende de ti y olvídate de las cosas que no dependen de ti.
  3. Amor Fati. Aprende a amar las decisiones tomadas y sus consecuencias, sean buenas o malas.
  4. Practica el desapego. No necesitas cosas para ser feliz. Esto no quiere decir que no las tengas, sino que si las pierdes no pasa nada, que no te afecte en demasía. Séneca era de los hombres más ricos de su época, y aún así era capaz de vivir sin necesitar nada.
  5. Visualización negativa. Usa la técnica de la visualización negativa para no caer en la adaptación hedónica, que es la capacidad que tiene el ser humano para adaptarse al placer.
    Te compras una moto que querías, eres feliz durante un tiempo, a los meses quieres una moto mejor, la consigues y al poco tiempo ya quieres cambiarlo por un coche, lo compras y al poco tiempo estas pensando en conseguir otro mejor, …
  6. Tu felicidad depende en gran medida de tu salud, cuídala. Haz deporte, aliméntate bien, duerme bien y medita.

No es pobre el que tiene poco, sino el que ambiciona más, el que más necesita. – Séneca

Últimas entradas

El poder de los segundos

La vida nos puede cambiar en un segundo, tanto para bien como para mal. Vivimos intentando mantener el control de lo que...

La dicotomía del control en el día a día

La dicotomía de control es una herramienta estoica que consiste en el conocimiento de que algunas cosas están bajo nuestro control y...

Hay algo que no cuadra

En el mundo occidental tenemos la calidad de vida más alta que los seres humanos hayan conocido jamás.

Narciso y las consecuencias del autoengaño

Narciso Liríope era una linda ninfa de agua y dio a luz a un bebe muy hermoso, al que...

Sabías esto...