Frases de Séneca

Seneca, Lucio Anneo. Córdoba, 4 a. C. – Roma, 65. d.C. filósofo, político, orador y escritor romano, conocido por sus obras de carácter moralista.

Fue Cuestor, Pretor y Senador del Imperio Romano durante los gobiernos de Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, además de ministro, tutor y consejero del emperador Nerón.

31 Frases

«Es agradable ser importante pero más importante es ser agradable»

«Admira a quien lo intenta, aunque fracase»

«El hombre sabio se preocupa por la intención de sus acciones, no por sus resultados. Nuestra acción inicial está bajo nuestro control, pero la Fortuna determina su final»

«No está en nuestro poder tener lo que deseamos, pero sí está en nuestro poder no desear lo que no tenemos y aprovechar todo lo que nos ha llegado»

«El sabio, de su patrimonio ganado por medios honrados ni presumirá ni se avergonzará.»

«Tantas cosas por las que te fuerzas buscando el placer son causa de dolor»

«Los placeres nos parecen mejores cuando los perseguimos que cuando los alcanzamos. Si fueran realmente buenos nos traerían satisfacción constante, pero con frecuencia son como una bebida que solo da más sed.»

«Sufrimos más en nuestra imaginación que en la realidad»

«Lo que la naturaleza ha hecho necesario para el hombre lo ha hecho fácil de obtener. Pero si deseamos ropas lujosas bañadas en oro, no es culpa de la naturaleza, sino nuestra.»

«¿Sabes por qué intentar escapar no te ayudará? Porque tu mente irá contigo. Debes liberarte de tu carga mental antes de poder estar a gusto en cualquier lugar»

«El mayor lastre de la vida es la espera del mañana y la pérdida del hoy.»

«Si te dañan cosas externas no son ellas las que te dañan, sino tus creencias sobre ellas. Y está en tu poder cambiar esas creencias»

«Son más las cosas que nos asustan que las que nos dañan. Sufrimos más por la imaginación que por la realidad.»

«No es porque las cosas parezcan difíciles que no nos atrevemos. Es porque no nos atrevemos que las cosas parecen difíciles.»

«Sé tu propio espectador. Busca tu propio aplauso»

«La mejor acción correctiva contra la ira es la postergación de la respuesta. Su primer asalto es duro, pero se debilitará con la espera»

«Dos elementos deben ser eliminados de una vez por todas: el miedo al sufrimiento futuro y el recuerdo de sufrimientos pasados. El segundo ya no me afecta y el primero todavía no me afecta.»

«¿Qué sentido tiene traer sufrimientos del pasado?
¿Ser infeliz ahora porque fuiste infeliz antes?»

«Y cuantas cosas adquirimos simplemente porque las han adquirido nuestros vecinos.»

«Cuándo un hombre no sabe hacia dónde navega, ningún viento le es favorable»

«No pospongamos nada, combatamos la vida a diario.
No es que tengamos poco tiempo, sino que desperdiciamos mucho. La vida, si sabes usarla, es larga.»

«Pensamos que solo compramos cosas que pagamos con dinero, mientras que consideramos gratis las cosas que pagamos con nuestro tiempo»

«Lo innecesario, aunque cueste un solo céntimo, es caro.»

«Asóciate con aquellos que te harán mejor. Da la bienvenida a esos que tú puedes mejorar. El proceso es mutuo, pues la gente aprende mientras enseña.»

«Eres desafortunado porque no has sufrido adversidad. Has pasado tu vida sin un oponente, y nadie sabrá de lo que eres capaz, ni siquiera tú»

«Los árboles agitados por el viento desarrollan raíces más fuertes. Los árboles que crecen en valles soleados son los más débiles»

«El sabio se armará mucho antes de ser atacado. Es demasiado tarde preparar la mente para soportar peligros una vez que esos ya han aparecido»

«El éxito de un insulto depende de la sensibilidad y la indignación de la víctima»

«Piensa que la muerte no es nada para ti, ya que todo depende de tu percepción, y la muerte representa el cese de la percepción. Mientras existimos la muerte no está presente, y cuando la muerte se presenta, nosotros ya no existimos»

«Elige alguien cuya forma de vida quieras emular. Tenlo siempre presente como un ejemplo a seguir. Necesitamos un están dar contra el que medirnos, alguien recto que pueda enderezar al torcido»

«¿Muchos están delante de ti? Considera que tienes muchos más detrás. ¿Sabes cuál es tu principal problema? Que tu contabilidad está distorsionada. Valoras demasiado lo que has pagado y muy poco lo que te ha sido dado»

Biografía

Séneca es uno de los filósofos más representativos de la escuela del estoicismo, especialmente de su etapa de desarrollo más tardía.

Fue una de las figuras más importantes para la filosofía durante el Imperio Romano y es retomado hasta nuestros días en estudios sobre filosofía griega y ética contemporánea.

Perteneció a una familia acomodada del Imperio Romano. Su padre fue un retórico de prestigio, muy apreciado por los escolásticos, por lo que intentó transmitir este gusto por la retórica en la educación de su hijo. En cambio, Séneca se decantó más por la filosofía, recibiendo enseñanzas de diferentes maestros. Emprendió tempranamente su carrera como político. Séneca se dedicó a la abogacía, siendo un importante orador, político y filósofo que se distinguió por el carácter moralista de su discurso.

Hizo viajes por diversas partes del mundo y fue nombrado pretor por el emperador Claudio. Sufrió destierro en Córcega durante ocho años por motivos aún no suficientemente aclarados y fue nombrado preceptor de Nerón.

Acusado ante el emperador por envidiosos de su elevado puesto y su fabulosa fortuna, Séneca abandonó la corte, pero acusado de nuevo de haber participado en una conjuración contra el emperador, fue condenado a muerte. Se suicidó cortándose las venas, y bebiendo la cicuta estoicamente de acuerdo con su doctrina.

Séneca destacó tanto como pensador, intelectual y político. Consumado orador, fue tanto una figura predominante de la política romana durante la era imperial como uno de los senadores más admirados, influyentes y respetados. 

Obras

Apocolocyntosis divi Claudii (Calabacificación del divino Claudio).
Naturales quaestiones, 7 libros.
Epistulae morales ad Lucilium (Cartas a Lucilio), conjunto de 124 cartas de temática moral.
Cujus etiam ad Paulum apostolum leguntur epistolae, correspondencia apócrifa mantenida entre Séneca y San Pablo.

Diálogos
Artículo principal: Diálogos (Séneca)
De la ira (41 d. C.)
De la serenidad del alma (53 d. C.)
De la brevedad de la vida (55 d. C.)
De la firmeza del sabio (55 d. C.)
De la clemencia (56 d. C.)
De la vida bienaventurada o De la felicidad (58 d. C.)
De los beneficios (59 d. C.)
De la vida retirada o Del ocio (entre el 41-50 d. C.)
De la providencia (63 d. C.)

Consolaciones
Consolación a Marcia (40 d. C.)
Consolación a Helvia (42 d. C.)
Consolación a Polibio (43 d. C.)

Tragedias
Hércules furioso
Las troyanas
Medea
Hipólito
Fedra
Edipo
Agamenón
Tiestes
Hércules en el Eta
Las fenicias?
Octavia

Artículo anteriorEfecto Decoy
Artículo siguienteTeoría de la Mente

Últimas entradas

Error Humano

Cuantas veces nos pasa el querer realizar un acción y terminar haciendo otra sin darnos cuenta. Llegar a la cocina y no...

Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también...

Crematomanía o deseo obsesivo por acumular dinero y riquezas

La crematomanía es el deseo impulsivo de acumular riquezas, que puede llegar a priorizar el dinero sobre todo lo demás.

SER FELIZ NO IMPLICA ESTAR SIEMPRE CONTENTO: 5 claves...

Laurie Santos es directora del Laboratorio de Cognición Comparativa de Yale. Su curso de “psicología y buena vida”, inicialmente pensado para 250...

Sabías esto...