El método H.A.B.L.A.

Libro de Álvaro Gordoa.

Hablar es algo de todos los días, puede hacerlo cualquiera, pero para convencer e influir a otros es necesario seguir unos pasos. Y de eso vamos a hablar en esta entrada.

1-Hábitos

Todos somos oradores,hablar en público es algo normaly habitual en nuestra especie. Sin embargo, a veces no nos gusta o incluso nos da miedo hacerlo.
Nos tomamos demasiado en serio el momento y nos preparamos de más. La preparación es lo que distingue a los buenos oradores de los del montón.

Algunas personas hablan mejor al publico que otras. Mucha gente no esta capacitada para hablar en público, la preparación y la práctica te acercan a ser un excelente orador.

Al terminar el discurso la gente habrá olvidado más del 90% de lo que has dicho. Dentro de lo que recuerdan hay información diversa que podemos incluir en dos grupos: mensaje e imagen. Recuerdan un mensaje y se quedan con una imagen.

Las personas olvidaran lo que dijiste pero probablemente no olvidaran como las hiciste sentir (Maya Angelo).

Hay que tener claro que quieres lograr. Que tu mensaje este definido y sea especifico.
Es importante también conocer a la audiencia.

Los requisitos que tiene que cumplir una presentación son: Sencillez, brevedad y convicción.

Sencillez
Transmitirlo de una forma fácil y sencilla, que se entienda.

Brevedad
Hay estudios que indican que la gente solo presta atención unos 10 minutos.

Convicción
«[…] no existe algo más desagradable que escuchar a alguien que no sabe acerca de lo que está hablando”, (Gordoa)

Para finalizar elige un solo mensaje, ponlo en palabras cortas y simples y repítelo.

Miedo y Ansiedad

Por un lado el miedo es una sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. (enlazar al miedo). La ansiedad por otro lado es un estado de inquietud y agitación más duradero.

Lo que tenemos normalmente a la hora de hablar en público es ansiedad y no miedo.

Como reducir esta ansiedad

-No ver al público como una amenaza
-Dar por echo que algo se te olvidara y restarle importancia (visualización negativa)
-Darte premios
-No compararte con el resto.
-Respirar de manera profunda. Meditar.
-Dormir bien y llevar una vida sana siempre te ayudaran.

A la hora de realizar un discurso es recomendable que alguien nos presente, eso ayuda a construir nuestra credibilidad y conseguimos no caer en una autooda referencial.

Una vez terminado el saludo protocolar se recomienda hacer una pausa dramática para captar la atención de la audiencia mientras estableces contacto visual.

Este silencio es muy poderoso, eres ‘el dueño del balón’ y todos están expectantes a ver que haces con él.

Lo ideal es no empezar con cortesías como por ejemplo decir ‘¿hola que tal?, ¿como os va? Es un orgullo estar aquí con vosotros’ …

Básicamente por que no sorprende a nadie, ni supera las expectativas. Tampoco es necesario anunciar el tema, la gente ya sabe lo que fue a escuchar.

¿Entonces como empezamos?

2-Abre fuerte

Una forma puede ser preguntando de forma retórica incluyendo al público. Otra puede ser mencionando una cita. Empezar con algo interesante para captar la atención.

Puedes mostrar una estadística sorprendente, llamar la atención con palabras aparentemente absurdas.

La primera impresión es la que cuenta.
Imagina a tu audiencia desnuda… que miedo.

3-Buena voz

La gente asocia una voz firme y sonora con confianza, eficiencia y poder. La voz debe ser clara, resistente, brillante y potente.

Los beneficios de esto se pueden resumir en 3.

1. No se desgasta. Puedes hablar durante horas si lo deseas. Diferencia entre hablar fuerte y gritar.

2. La voz debe tener alcance y resonancia. Para que todas las personas puedan escucharnos. Que la voz viaje lejos.

3. Es importante hacer cambios de volumen de ritmos y usar pausas.

Así la audiencia permanece cautiva, y puedes invitar a los despistados a regresar con atención a tu discurso.

El volumen se usa cuando quieras recalcar algo. El volumen alto da énfasis y el volumen bajo da un sentimiento de calma y reflexión.

El ritmo es la velocidad en la que hablas, usar el ritmo puede generar puntos de interés en nuestras palabras. Se da una melodía a nuestro discurso, tener cadencia al hablar.

Las pausas son poderosas. Útiles para el orador y la audiencia, el orador acomoda sus ideas y la audiencia reflexiona sobre lo que ha escuchado.

4-Lenguaje corporal

Nuestro cuerpo habla, y no sabe mentir.

Las personas empiezan a sentir cosas positivas y negativas acerca de nosotros al evaluar nuestro lenguaje corporal.

Hay que ser conscientes de lo que nuestro cuerpo puede estar comunicando.

Debes usar tu lenguaje corporal para transmitir ideas y sentimientos, para precisar o sugerir contenidos, para aumentar las probabilidades de lograr influenciar a quien te escucha.

Postura, contacto visual, gestos

La proxemia es el empleo y la percepción personal que cada uno de nosotros le damos al espacio físico y de cómo y con quién lo utilizamos.

Lo ideal es mantenerse fijo en una parte del escenario mientras expones tu temática y después cuando cambies de tema o lo consideres oportuno desplazarte y compartir el siguiente contenido

La postura
Es importante que los brazos estén a nuestros lados, asi abren canales de comunicación y transmiten confianza seguridad y calma.

Las expresiones faciales son importantes y difíciles de enmascarar.

Establecer contacto visual
Establecer contacto visual es vital, si no lo hacemos podríamos dar una imagen de nerviosismo o desinteres.

5-Acaba

Es importante hacer un buen cierre.

En el desenlace la gente necesita un empujon para quedarse contenta y con un agradable sabor de boca.

Al ser importante al acercarte al cierre debes captar de nuevo el interés de la audiencia.

Se recomienda evitar terminar con un gracias, muchas veces se refleja como un sinónimo de ‘ya he teminado’.

Esta bien invitar al publico a la acción.
Hacer referencia a una cita, terminar con las mismas palabras del inicio. Preguntar algo, o resumir lo importante.

Conclusión

Recordad que los seres humanos somos seres de hábitos.
Desarrolla el habito de preparar tu presentación definiendo claramente tus objetivos, temas y mensaje.

Abre fuerte y sorprende a la gente con un gran inicio.
Con seguridad, utiliza una buena voz y lleva al publico por una montaña rusa de cambios de volumen, ritmos y pausas.

No te olvides de decir muchas cosas sin palabras con el poderoso idioma de tu lenguaje corporal.

Por último déjalos satisfechos, acaba de una forma que los hagas saltar de sus asientos para aplaudirte.

Todos podemos ser buenos oradores

Últimas entradas

Ilusiones ópticas

Nuestra mente no piensa en términos absolutos. Juzgamos todo de manera relativa a un punto de referencia Vamos a...

Dime que inteligencia usas y te diré quien eres

Cuando hablamos de personas inteligentes lo solemos hacer de manera global, sin tener en cuenta que existen diferentes tipos de inteligencias.

No escuchamos

Existe diferencia entre “escuchar” y “oír”. La definición de escucha según la Real Academia de la Lengua es : “ prestar...

Soltar el pasado

Dos monjes zen iban cruzando un río. Se encontraron con una mujer muy joven y hermosa que también quería cruzar, pero tenía...

Sabías esto...