¡Cuidado con las medias!

La no linealidad.

Vamos a comprobar condiciones en las que el promedio o la media – el efecto de primer orden – carece de importancia.

La media aritmética es el valor obtenido al sumar todos los datos y dividir el resultado entre el número total de datos.

Nassim Taleb en su libro Antifragil nos habla de varios ejemplos donde la media no es representativa.

Cuidado con el río

No cruces un río si la profundidad media es de un metro veinte.

Nosotros puede que midamos más de un 1.80 metros, pero eso no nos garantiza que no nos vaya a cubrir enteros.

Estamos hablando de la media, si en un tramo del rio la profundidad es de 50 cm, en otro puede que supere los 2 metros.

Cómo perder una abuela

Nos informan que nuestra abuela pasará las dos horas siguientes a la agradable temperatura media de 22º.

Fantástico, pensamos que es una temperatura ideal, pero… hay otro dato.

Resulta que la abuela se pasará la primera hora a -18º y la segunda a 70º, con una media equivalente a la agradable temperatura mediterránea de 22º.

Lo más seguro es que nos quedemos sin abuela.

La media es una simplificación, no queremos que distorsione la situación hasta el punto de ser perjudicial.

En el caso de la abuela y la temperatura, no hay linealidad, la respuesta no es una línea recta entre salud y temperatura. Se curva hacia adentro.

Cuanto menos lineal es la respuesta, menos importante es la media y más lo es la estabilidad en torno a esa media.

Atasco en la carretera

Tener de media del día 50.000 coches/hora en una carretera por la que pueden ir sin atascos 60.000 no nos asegura que no vaya a haber atascos.

En muchos casos pasa esto. Durante una hora puede que vayan 30.000 y en la siguiente hora 70.000, la media es de 50.000 coches pero dando grandes problemas de tráfico.

Si circularan 50.000 a la hora durante dos horas el tráfico sería fluido y no provocaría retrasos.

Artículo anteriorPensar que pensamos
Artículo siguienteComo percibimos la realidad

Últimas entradas

Error Humano

Cuantas veces nos pasa el querer realizar un acción y terminar haciendo otra sin darnos cuenta. Llegar a la cocina y no...

Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también...

Crematomanía o deseo obsesivo por acumular dinero y riquezas

La crematomanía es el deseo impulsivo de acumular riquezas, que puede llegar a priorizar el dinero sobre todo lo demás.

SER FELIZ NO IMPLICA ESTAR SIEMPRE CONTENTO: 5 claves...

Laurie Santos es directora del Laboratorio de Cognición Comparativa de Yale. Su curso de “psicología y buena vida”, inicialmente pensado para 250...

Sabías esto...