Sabiduría práctica

Las cuatro virtudes Estoicas son los cuatro puntos cardinales por los que los estoicos se guiaban para ser mejores personas y vivir bien.
Si no las conoces las puedes descubrirlas aquí.

Las cuatro virtudes son: Sabiduría, Coraje, Justicia y Templanza (disciplina).
Vamos a hablar de la sabiduría práctica.

La virtud de la sabiduría práctica

La Sabiduría es la primera virtud cardinal del Estoicismo nos ayuda a mejorar la vida al servirnos para elegir correctamente nuestros juicios, reacciones emocionales y acciones.

Los Estoicos se daban cuenta de que no siempre las cosas son lo que parecen ser a primera vista. Hay que estudiarlas en profundidad. Tanto en lo externo como también en nuestro propio mundo interno.

El primer paso es, como no puede ser de otra forma, el autoconocimiento.

«Es mucho más importante que te conozcas a ti mismo que darte a conocer a los demás». -SÉNECA-

Una vez tengamos una visión clara de la realidad la virtud de la sabiduría nos ayudará a seleccionar la acción más apropiada en cada momento.
Tomar decisiones racionales, evitando ser arrastrados por tempestades emocionales.

Esta virtud es importantísima para diferenciar el bien del mal, conocer la realidad, distinguir lo que es y no es importante, y ser consciente de lo que uno puede y no puede cambiar.

¿Cómo actuó con sabiduría en mi vida?

Adquiriendo conocimiento, decidiendo correctamente y siendo conscientes de lo que depende de nosotros.
Tenemos que decidir en actuar justamente y no de otra forma, en ser valientes y no cobardes, en mantener la calma y en ser disciplinados.  

Para el estoicismo, las virtudes no son simplemente valores que guardas dentro de tu cabeza y que solo ‘enseñas’ cuando hablas sobre ti. Las ideas, sin los actos, están vacías, y por eso la virtud se demuestra poniéndola en funcionamiento.

Ejemplos

1.Estas mal con tu pareja y estas pasando una mala racha. No haces más que imaginarte futuros trágicos y estas recordando hechos del pasado que te han sentado mal.

2.No estas a gusto en el trabajo y la gente no te trata bien. No haces más que recordar algún comentario de tu jefe y te agobias por si te echan de la empresa.

Actúa con sabiduría. Estudia los hechos en profundidad, muchas veces las cosas no son como imaginamos.

Autoconocimiento, estúdiate a ti mismo también.  Detecta las cosas que dependen de ti y ve a por ellas.

Céntrate en el presente que es un tiempo real y breve. No como el futuro que es incierto y el pasado que ya sucedió y es irremediable.

Actúa con virtud

Si te esfuerzas por adquirir conocimiento, tratas bien a los demás, actúas a pesar del miedo y con disciplina superas los obstáculos y tentaciones, es muy probable de que te vaya bien en la vida.

Últimas entradas

Ilusiones ópticas

Nuestra mente no piensa en términos absolutos. Juzgamos todo de manera relativa a un punto de referencia Vamos a...

Dime que inteligencia usas y te diré quien eres

Cuando hablamos de personas inteligentes lo solemos hacer de manera global, sin tener en cuenta que existen diferentes tipos de inteligencias.

No escuchamos

Existe diferencia entre “escuchar” y “oír”. La definición de escucha según la Real Academia de la Lengua es : “ prestar...

Soltar el pasado

Dos monjes zen iban cruzando un río. Se encontraron con una mujer muy joven y hermosa que también quería cruzar, pero tenía...

Sabías esto...