La sublimación del pasado

En el libro “El arte de amargarse la vida”, Paul Watzlawik habla de cuatro ejercicios con el pasado.

Según dicen, el tiempo sana las heridas y los sufrimientos. Puede que sea cierto, pero no importa que nos alarmemos, es perfectamente posible escudarse contra esta influencia del tiempo y convertir el pasado en una fuente de amarguras.
En el libro habla de cuatro mecanismos ya conocidos que están a nuestra disposición, voy a hablaros del primer mecanismo, la sublimación del pasado.

La sublimación del pasado

Se trata de ver solo la parte buena del pasado, lo bueno y bello.
Según cuenta Paul, el aspirante a la vida amarga no tendrá mayor dificultad en ver su juventud como edad de oro perdida para siempre y en constituirse de este modo una reserva inagotable de aflicción.

Con ironía cuenta como sería el ejemplo de dolor intenso por la ruptura de una relación amorosa:

“Resista usted a lo que le insinúen su razón, su memoria y sus amigos bien intencionados que quieren meterle en su cabeza que dicha relación ya hacia tiempo que estaba quebrada y que usted mismo se preguntaba con frecuencia cómo haría para salirse de aquel infierno.
No les dé crédito a los que dicen que la separación es un mal menor.
Convénzase más bien por enésima vez de que un “nuevo arreglo” serio y sincero constituiría esta vez el éxito ideal.
Déjese guiar por la siguiente reflexión: si la pérdida del ser querido es tan infernalmente dolorosa, qué delicia celestial no será el nuevo encuentro.
Apártese de todos sus amigos, quédese en casa junto al teléfono, esté usted disponible de inmediato y del todo.
En caso de que la espera se le haga larga en exceso se le aconseja trabar una nueva amistad que sea idéntica a la anterior en todos sus detalles.”

¿Os recuerda a alguien?
¿Habéis vivido una situación parecida en una ruptura amorosa?
Al leerlo parece absurdo, pero suele ajustarse muchas veces a la realidad.

Cualquier tiempo pasado fue mejor

Jorge Manrique de Figueroa, poeta castellano del siglo XV, en una de sus coplas dijo: “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Usando datos y pensamiento crítico no creo que podamos afirmar que todo era mejor en el pasado. En la entrada ¿Es el 2020 el peor año de la historia? usando «Our World In Data», que es una página de la Universidad de Oxford que presenta datos y resultados empíricos que muestran el cambio en las condiciones de vida en todo mundo, pudimos comprobar que hay muchos aspectos en los que las cosas son ahora mejor que en el pasado (pobreza, trabajo, salud, avances médicos, economía, guerras, educación, …).

Tendemos a idealizar el pasado porque nos parece más bello de lo que realmente fue.

Al sesgo de idealizar el pasado se le llama retrospección idílica la cual trataremos en otra entrada.

Esa idealización puede venir por una mezcla de nostalgia de la juventud, idealización falsa de los tiempos pasados, frustración de tiempos presentes, miedo a la incertidumbre, …

También puede ser por que nuestra memoria no es muy fiable para imágenes de etapas tempranas de la vida.
Todos nuestros recuerdos infantiles conscientes nos muestran los primeros años de nuestra existencia, no como fueron, sino como nos parecieron al evocarlos luego, en épocas posteriores.

Conclusiones

No todo es blanco o negro, habrá cosas que eran mejor antes pero muchas otras no.

Como siempre lo mejor es usar el pensamiento crítico y tener constancia de nuestros sesgos. Al decir que algo era mucho mejor antes o al recordar algo de tu infancia puede que estés cayendo en el sesgo.


Artículo anteriorAfilar la sierra
Artículo siguientePropósito y Significado

Últimas entradas

Resiliente VS Resistente

Resiliencia es una de las palabras de moda. Se está usando mucho a propósito de la pandemia que hemos vivido. En España, incluso se...

Resistencia a lo que es y compulsiva tendencia a...

Hay un raro mecanismo en la mente, que es fuente de incertidumbre, desdicha innecesaria, sufrimiento. Es una misteriosa resistencia a lo que...

Error Humano

Cuantas veces nos pasa el querer realizar un acción y terminar haciendo otra sin darnos cuenta. Llegar a la cocina y no...

Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también...

Sabías esto...