La ignorancia de ser ignorante

Todos somos muy ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.  
El ignorante critica porque cree saberlo todo, el inteligente respeta porque cree que puede aprender algo nuevo. Einstein

La verdadera sabiduría esta en reconocer la propia ignorancia. – Socrates

Solo sé que no se nada.Socrates

La ignorancia engendra confianza con mayor frecuencia que el conocimiento. – Darwin

El problema de la vida es que los estúpidos siempre están seguros de si mismos y las personas brillantes llenas de dudas. – B. Russell

Efecto Dunning kruger

Sesgo cognitivo según el cual personas incompetentes tienden a sobrestimar sus habilidades y conocimientos mientras que los individuos competentes tienden a subestimar sus conocimientos.

Suele ser más común el hecho de que ciertas personas con escasos conocimientos y habilidades se consideren superiores a otras más inteligentes.

Es un efecto de superioridad ilusoria.
Este sesgo se debe a que las personas que lo sufren carecen de capacidad para evaluar objetivamente sus habilidades y aptitudes.

Es más peligroso un poco de conocimiento que la ignorancia total.
Cuando no sabes nada de un tema normalmente asumes tu ignorancia, sin embargo, un conocimiento mínimo hace que algunas personas tengan confianza para mostrarse como expertos. Es decir, lo que viene a ser el cuñadismo

A veces este sesgo se asocia al sesgo de falso consenso, que es cuando piensas que todo el mundo opina igual que tú, cuando en realidad puede no ser cierto.
Y es el opuesto al síndrome del impostor, que es un trastorno psicológico en el cual las personas exitosas son incapaces de asimilar sus logros.

Imagínate esta situación…

Un hombre de 44 años llamado McArthur Wheeler atracó dos bancos sin máscara y a plena luz del día.

Como era de esperar, lo atraparon en un abrir y cerrar de ojos.

El pobre Wheeler indico a los agentes que no había usado ninguna máscara pero que se había aplicado zumo de limón en la cara, y esperaba que esto le hiciera invisible porque unos amigos suyos se lo habían indicado y él lo había verificado previamente aplicándose el zumo y haciéndose una fotografía.
Posteriormente comprobó que su rostro no salía en ella, pero en realidad el limón le había impedido ver que no había enfocado su cara, sino el techo.

Al leer esta noticia David Dunning se preguntó cómo alguien podría ser tan tonto, y se formula la siguiente pregunta: ¿Podría ser que un incompetente no sea consciente de su propia incompetencia precisamente por eso?

Le propuso a su alumno Justin Kruger realizar un experimento.
Cogieron a un grupo de voluntarios y a cada participante se le preguntó como de eficiente se consideraba en tres tareas. Después se les hizo un test para comprobar la competencia real.

Los resultados confirmaron que los sujetos que se habían definido como muy competentes obtuvieron menos puntos en las pruebas, y los que se habían infravalorado consiguieron mejores.

Estas fueron las conclusiones del experimento

Las personas incompetentes …

1-se muestran incapaces de reconocer su propia incompetencia.
2-tienden a no poder reconocer la competencia de las demás personas.
3-no son capaces de tomar consciencia de hasta que punto son incompetentes en un ámbito.
4-si son entrenados para aumentar su competencia serán capaces de reconocer su incompetencia previa.

Con este sesgo si en estas navidades el coronavirus no te libra de tu cuñado por lo menos podrás comprenderlo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *