La quietud es la clave (Ryan Holiday)

Todas las filosofías del mundo antiguo, desde los estoicos a los budistas, pasando por los confucianos y los cristianos, hablaban de la quietud como la fuerza más poderosa de la tierra.

La quietud es la capacidad de ralentizar los acontecimientos para aclarar el pensamiento, enfocar tu mente o dirigir tus esfuerzos. Para mantenerte firme mientras el mundo gira. Es… la clave de todo lo que realmente importa. La pregunta es: ¿Cómo puedes encontrarla? ¿Y qué podrías lograr si lo hicieras?

Recurriendo a algunos de los mejores pensadores de la historia, desde Confucio a SénecaMarco Aurelio a Thich Nhat Hanh, John Stuart Mill a Nietzsche, Ryan Holiday nos describe en su libro el camino para llegar a ella.

La quietud es el secreto del éxito y de la excelencia del liderazgo y  la creatividad. Es la paz que da lugar a la felicidad.

Gracias a su magistral síntesis de la filosofía oriental y occidental, Holiday nos enseña a mantener la concentración en medio de los conflictos y dificultades propios del siglo XXI.
Explica que la quietud no es mera inactividad, sino el umbral que nos permite acceder a la maestría, la disciplina y la concentración.

Divide los contenidos del libro en 3 partes:
PARTE 1: La mente (estar presente, vacía tu cabeza, lleva tu diario, cultiva el silencio…)
PARTE 2: El espíritu (Elige la virtud, cuídate del deseo, domina tu ira, …)
PARTE 3: El cuerpo (Di que no, establece una rutina, sé un ser humano, duerme, encuentra una afición…)

Últimas entradas

Resiliente VS Resistente

Resiliencia es una de las palabras de moda. Se está usando mucho a propósito de la pandemia que hemos vivido. En España, incluso se...

Resistencia a lo que es y compulsiva tendencia a...

Hay un raro mecanismo en la mente, que es fuente de incertidumbre, desdicha innecesaria, sufrimiento. Es una misteriosa resistencia a lo que...

Error Humano

Cuantas veces nos pasa el querer realizar un acción y terminar haciendo otra sin darnos cuenta. Llegar a la cocina y no...

Visualiza tu vida, 20 años no es nada…

Que cierto es eso de que conforme te vas haciendo más mayor el tiempo pasa más rápido. Tiene su lógica y también...

Sabías esto...