El método Pomodoro

Es un sistema para mejorar la administración del tiempo, a través de su división a fragmentos de 25 minutos.

Es un método de administración del tiempo creada por Francesco Cirillo en los años ochenta. Cirillo la llamó así porque, para ponerla en marcha, utilizó un reloj con forma de tomate. 

Cuando trabajas o estudias, solo puedes concentrarte durante un tiempo antes de que tu mente comience a divagar. Tomar descansos frecuentes ayuda, pero si no programas específicamente el tiempo para ellos, es demasiado fácil sentarse y trabajar durante horas y horas.

La técnica Pomodoro te ayuda a evitar este problema al dividir tu día en sesiones de enfoque de 25 minutos seguidas de descansos de cinco minutos.

Consiste en usar un temporizador para dividir el trabajo en bloques de tiempo enfocados (generalmente 25 minutos) separados por un breve descanso, generalmente de cinco minutos.

Como llevarlo a cabo

1. Desconexión total, nada de email, llamadas, comida, …
Sin distracciones.

2. Establecer tareas. Tienes que tener claras la tareas que vas a llevar a cabo. Haz una lista con las tareas, establece un orden de importancia y prioridad, ten en cuenta la dificultad y la fecha de entrega (Yo utilizo la aplicación todoist para gestionar las tareas que quiero realizar diariamente, y las ordeno por prioridad con colores).

3. Programa el cronometro. Programa un cronometro con tiempos de 25 minutos, los cuales dedicaras a realizar las tareas en el orden definido. A cada porción de trabajo de 25 minutos llamemos pomodoros. (25 min = 1 pomodoro)
Al terminar los 25 minutos dedicaremos 5 minutos de descanso.

Cuando hayas realizado 4 pomodoros el descanso en vez de 5 minutos lo ampliaremos a 25 minutos, en los que aprovecharemos para hacer algo diferente a las tareas que estamos realizando (dar un paseo, tomar un café, charlar con alguien, …).

En resumen:
Trabaja 25 minutos, descansa 5 minutos
Trabaja 25 minutos, descansa 5 minutos
Trabaja 25 minutos, descansa 5 minutos
Trabaja 25 minutos, descansa 25 minutos

¿Hay que utilizarla exactamente así?

No tiene porqué, depende de tu capacidad de rendimiento. Y cada persona tiene la suya. Como siempre tendrás que probar para verificarlo.

Lo importante es que en ese tiempo no debes hacer ninguna tarea más, ni atender a ningún tipo de distracción que surja. Y que tienes que tener las tareas definidas, para no perder tiempo en decidir cual realizar ni ir cambiando entre tareas dejándolas sin terminar.

Yo por ejemplo utilizo la cuenta atrás del teléfono, y depende de la tarea que vaya a realizar pongo un tiempo u otro. A mí me funciona así. ¿Y por qué hago esto?

Sé que hay tareas en las que tengo que estar más concentrado que en otras, que necesito más esfuerzo y utilizar más mi cerebro. En las tareas que necesito esforzarme mucho es posible que no pueda estar más de 25-30 minutos sin notar que baje mi rendimiento. En otras tareas de menos esfuerzo me conozco y sé que puedo estar 40-45 minutos sin que baje mi rendimiento.

Yo utilizo la cuenta atrás, pero puedes usar otros métodos, hay incluso apps que gestionan esto. Hay una muy curiosa llamada Forest que esta pensada para desconectar del móvil, pero podría ayudarnos en esta tarea (plantando árboles virtuales cada vez que consigues estar el tiempo definido sin distraerte).

Últimas entradas

El nudo Gordiano

Érase una vez un rey, que vivía en la ciudad de Gordión, península de Anatolia, en la actual Turquía, que murió sin descendencia....

¿Buena suerte? ¿Mala suerte? Quién sabe

Un granjero vivía en una pequeña y pobre aldea. Sus vecinos le consideraban afortunado porque tenía un caballo con el que podía...

Hazte las preguntas correctas

Cuando dejamos de preguntarnos cosas, nos estancamos, pues para actuar correctamente necesitamos haber respondido a las preguntas correctas.

Sistemas de memoria

Como vimos en esta entrada sobre la amnesia y el cerebro, tras realizar varios estudio con pacientes amnésicos, Brenda Milner comprobó que...

Sabías esto...